Blog


BLOG DE LA MARCA DE COSMÉTICA GENÓMICA PERSONALIZADA

¡Por una piel tolerante!

Artículo de onegen | Publicado en Genética
foto_piel_puzzle_123rf

Una gran parte de la población sufre problemas cutáneos asociados a lo que se conoce como piel intolerante. Esto puede tener un origen genético. Detectarlo a tiempo nos puede ayudar a tomar medidas. No podemos cambiar nuestros genes, pero si nuestros hábitos de vida que son también muy importantes para conseguir que nuestra piel sea más tolerante.

Los genes ICAM1 y CRP fabrican una proteína clave en la respuesta inmunológica e inflamatoria de la piel. La variaciones o SNPs de estos genes están relacionadas con los mecanismos fisiológicos de respuesta de la piel frente a agentes externos. Un aumento desproporcionado de la respuesta inmunológica puede dar lugar a problemas de alergia e intolerancias cutáneas.

A través de un estudio genético como el de One.Gen/0,1, podemos saber si este es nuestro caso, y actuar en consecuencia introduciendo hábitos y alimentos en nuestra vida diaria que nos ayudarán, sin duda.

Consejos y recomendaciones

  • Ingesta de suplementos dietéticos o alimentos ricos en polifenoles. En los últimos años, diversos polifenoles que se encuentran naturalmente en alimentos de origen vegetal, incluidas las frutas, verduras, nueces, semillas, flores, y la corteza, han ganado considerable atención como un medio para neutralizar las especies reactivas de oxígeno y con efectos inmunomoduladores.
  • Exposición solar prudente. La radiación ultravioleta (UV) se considera que es uno de los factores externos más peligrosos, lo que resulta en alteraciones físicas y químicas en los organismos vivos. Como resultado de la radiación UV, los radicales libres se acumulan en las células y la matriz extracelular, causando daño oxidativo de macromoléculas. La piel representa el objetivo principal de la radiación UV. Las fibrillas de colágeno tipo I, el componente más abundante del tejido conectivo humano (piel, hueso, tendones) están bajo estrés por radiación UV. La fotodegradación de colágeno se ha implicado en arrugas de la piel. La irradiación UV parece acelerar el daño del colágeno que se encuentra en el envejecimiento normal.

nube_antioxidante_123rf

  • Ingesta de suplementos dietéticos o alimentos ricos en selenio (Sn). Diversos estudios científicos han llegado a la conclusión de que el selenio es un micronutriente presente en la dieta con propiedades quimiopreventivas y antiinflamatorias demostradas en los seres humanos. Es importante para el correcto funcionamiento de diversos órganos, incluyendo la piel. El selenio es un componente importante de las defensas celulares antioxidantes y protege contra el daño producido por la exposición a los rayos UVB por disminución del daño oxidativo del ADN; la prevención de la producción de citoquinas inmunosupresoras, y la mejora de la inmunidad celular y humoral.
  • Ingesta de suplementos dietéticos o alimentos ricos en antioxidantes. El resveratrol, el té verde, la curcumina, el  jengibre, y las dietas ricas en compuestos bioactivos como las vitaminas C y E, beta-caroteno, licopeno, zinc y selenio, protegen contra el desarrollo de cáncer de piel, inflamación, cronoenvejecimiento y fotoenvejecimiento en los seres humanos. Estudios científicos observan un incremento en antioxidantes celulares en la piel después de la administración oral, habiendo atravesado la barrera intestinal llegan a la circulación, después de lo cual se distribuyen a diversos tejidos, especialmente en el tejido adiposo subcutáneo, la dermis, epidermis y en el sebo de la piel.
  • Ingesta de suplementos dietéticos o alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (n-3 PUFA). Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (n-3 PUFA) inhiben la inflamación inducida por la radiación ultravioleta B (UVB) y otros estados inflamatorios, in vivo. La radiación ultravioleta provoca una serie de efectos agudos y crónicos en la piel, incluyendo quemaduras solares, la inmunosupresión, la carcinogénesis, y el fotoenvejecimiento. Tanto la ultravioleta A (UVA) como la ultravioleta B (UVB) tienen efectos nocivos, aunque la UVB es la banda de frecuencia más potente con respecto a la respuesta inflamatoria (quemadura solar) y ciertos cánceres de piel. Existen diversos estudios realizados en animales y seres humanos en los que se demuestra que los aceites de pescado, ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (n-3 PUFA), poseen propiedades anti-inflamatorias en la piel expuesta a la radiación UVB.

Si, a estas recomendaciones añadimos una última: la práctica diaria de algun deporte, habremos dado grandes pasos para que nuestra piel sea más tolerante.

deja un comentario si te ha gustado el artículo y, si quieres, compártelo en tus redes sociales.

onegen

Cosmética genómica personalizada at Prima-Derm
Puedes encontrar one.gen/0,1 en la tienda online, farmacias y Skin Genomic Center Barcelona.

Si tienes alguna duda de dónde puedes encontrar one.gen/0,1 contacta con nosotros a través del número de teléfono que te indicamos a continuación.

Teléfono: 935 662 808

Horario: de lunes a viernes de 9 a 18 h

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*