Blog


BLOG DE LA MARCA DE COSMÉTICA GENÓMICA PERSONALIZADA

Crossing-over: los genes jugando a ser dioses del Olimpo

Artículo de Sonia Larrotcha | Publicado en Genética
crossing-over

Mucho antes de que se conociera lo que hoy sabemos del ADN, la humanidad ha elucubrado, más o menos imaginativamente, acerca de muchos procesos genéticos que antes eran un enigma y que ahora son una realidad.

Hoy tomaremos prestado a Hércules, el héroe griego, para explicarte una fábula sobre el maravilloso, y hasta hace poco misterioso, crossing- over.

El crossing – over que intuyeron los griegos

Hércules fue un héroe hijo de Zeus, el Dios rey del Olimpo, y de Alcmena, una reina humana y mortal.

Los griegos, sin saberlo, intuían que cuando un hombre y una mujer concebían un hijo había cierto intercambio entre “sus naturalezas”: lo que hoy llamamos su material genético.

En el imaginario de la Grecia Clásica, la mayoría de los héroes eran como Hércules, tenían un progenitor humano del que heredaban el hecho de ser mortales y tenían un progenitor divino que les confería unas condiciones físicas extraordinarias.

Jean Jacques Francois Le Barbier (1738-1826)

Nacimiento de Hércules, de Jean Jacques Francois Le Barbier (1738-1826)

Los griegos, y el ser humano en general, siempre han utilizado la mitología para dar explicación a aquellos fenómenos naturales que no pueden desgranar de forma racional.  Por ello, fenómenos naturales como el crossing-over o la meiosis en la Ilíada y la Odisea eran aboradados de una forma totalmente fantástica.

¿Qué es el crossing-over?

El crossing-over se enmarca dentro de la meiosis (reproducción de las células sexuales) y consiste en el intercambio de segmentos de material genético entre los cromosomas de ambos progenitores. Durante este entrecruzamiento cromosómico sucede la recombinación genética, lo que ocasiona que la progenie tenga combinaciones de genes diferentes a las de sus padres.

crossing over

En la vida real esta es la razón por la que un padre con el pelo rizado puede tener una hija con el pelo totalmente liso. Y esta es la razón por la que los griegos, demostrando una vez más su gusto por la observación y por la ciencia, extrapolaron este hecho a su mitología permitiendo así que un dios pudiese tener un hijo mortal.

Los antiguos habrían sido grandes genetistas

Así pues, esta civilización, que trabajó duro por entender la naturaleza humana, presentía que existían procesos como la división celular que permite la reproducción sexual y de la que ya hemos hablado en los posts Cromosomas: los guardianes de tu herencia genética y El cigoto, donde los cromosomas bailan tango.

Los genes y todo lo que hoy sabemos sobre ellos son algo tan apasionante que no es de extrañar que 2500 años atrás toda esta sabiduría sospechada, aunque todavía por descubrir, se relacionara con algo tan extraordinario como los  dioses del Olimpo.

………………………….

one.gen/o,1 sólo está disponible en centros médicos especializados en Cosmética Genómica cuya formación, estándares de calidad y rigurosidad científica responden a los estándares del proyecto one.gen/o,1

Por este motivo, si desea que le informemos de los centros donde poder adquirir one.gen/o1, por favor, póngase en contacto con nosotros a través del email de contacto o el número de teléfono que le indicamos a continuación.

Teléfono: 935 662 808
Horario: de lunes a viernes de 9 a 18h
E-mail: info@onegen01.com

Sonia Larrotcha

Social Media Manager at Prima-Derm, S.L.
Especialista universitaria en Community Management, licenciada en Historia del Arte y postgraduada en distintos programas relacionados con la comunicación y la formación multimedia, Sonia es una profesional a caballo entre sus 4 grandes pasiones: las redes sociales, el blogging, la formación y el mundo de la belleza. Actualmente, además de marcar la estrategia online, disfruta de ser la voz, los oídos y los ojos en los blogs corporativos y los medios online en los que está presente Prima-Derm, S.L.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*